AULA FBI2021

logo matr fbi 21

formulario ciclo med2021

logo matr cme 21

formulario ges 2021

logo matr ges 21

formulario bach 2021

logo matr bach 21

formulario inf 2021

logo matr inf 21

formulario ges libre 2021

logo matr gesl 21

formulario ciclo sup2021

logo matr cs S 21

formulario uni 2021

logo matr uni 21

SENDERISMO: CALDERA DE BANDAMA

PROYECTO CONOCER CANARIAS: CALDERA DE BANDAMA

SENDERISMO: SÁBADO 16 DE NOVIEMBRE DE 2013

RECORRIDO

9,00  h.- Salida de la guagua desde el Centro de Adultos (Vecindario)

10,00 h.- Llegada al Pico Bandama. Comienzo de la Ruta.

12,30 h.- Parada en ruta. Comida.

14,00 h.- Salida de la Caldera. Parada para el café.

14,30 h.- Salida en guagua hacia Vecindario

15,30 h.- Llegada a Vecindario.

INSCRIPCIÓN

COSTE: 6 € (para la Guagua)

Reserva sólo para alumnado      Hasta el JUEVES,  7 de noviembre

Otros participantes     (Se pueden inscribir antes del 7 de noviembre en la lista de espera, sin garantizarles nada).  Hasta el MIÉRCOLES,  13 de noviembre

  • Llevar calzado adecuado para caminar unos 7 km.
  • Llevar algo de agua, frutos secos y zumos.
  • El bocadillo para almorzar hay que llevarlo desde Vecindario, porque no hay garantías de encontrar Restaurantes antes de comenzar a caminar.
  • Si tienes bastón de senderista, te viene muy bien.
  • No se te olvide llevar las ganas a disfrutar de paisajes que sólo se pueden ver si accedes a pie, y vente predispuesto/a a disfrutar de los/as compañeros/as.

FICHA TÉCNICA

FICHA TÉCNICA:

Itinerario: Caserío de Bandama – Mirador – Cruce de La Matanza – Caserío de Bandama – Fondo de la Caldera – Caserío de Bandama.

Distancia: Aprox. 7 Km.;                                              Duración: Aprox. 3-4 horas

Desnivel: 231m. (Caserío de Bandama 450 m. – Fondo de la Caldera 219 m.)

Dificultad: BAJA-MEDIA (Firme de picón, resbaladizo en algunos tramos).

Destaca: Vistas desde el perímetro de la Caldera, bosque termófilo y lagar.

E.N.P.: Monumento Natural de Bandama y Paisaje Protegido de Tafira.

Municipios: Las Palmas de Gran Canaria, Santa Brígida y Telde.

RECORRIDO:

En esta ocasión, vamos a visitar la Caldera de Bandama, conocido como el cráter más perfecto de Canarias por su simetría y su origen explosivo. El Conjunto del Pico y Caldera de Bandama constituyen un muestrario de enorme valor científico. En 1975, el Cabildo Insular adquirió la Caldera de Bandama, que quedó como Reserva Natural y, posteriormente, fue declarada Monumento Natural por el Gobierno Canario (Ley de Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Autónoma Canaria).

La Caldera y el Pico de Bandama constituyen por su volumen, dualidad morfológica, modalidad eruptiva y depósitos asociados, el conjunto volcánico más destacado del volcanismo reciente (los últimos 11.000 años, conocido como el Holoceno) de Gran Canaria. Se calcula que sus violentas erupciones, y según las últimas publicaciones científicas se sitúan en torno al año 47 a. C. y el año 123 d. C., resultado de una violenta erupción volcánica que, primero, formó un gran cono y, después, colapsó y se hundió sobre su hueco vacío de magma.

El Pico de Bandama, con sus 275 m de altura hasta alcanzar la cota 575 m, constituye la mejor “atalaya” para la contemplación del paisaje del cuadrante NE de la isla. Posee morfología cónica, con base casi circular y un cráter abierto en herradura hacia el NO, lo que pone de manifiesto que su construcción se realizó bajo la influencia de los vientos alisios.

La Caldera de Bandama, por su parte, posee forma ligeramente elíptica con un diámetro máximo de 927 m., perímetro de 3 km. y laderas con desniveles medios de 270 m. En las paredes de La Caldera se pueden apreciar materiales del sustrato anterior a su formación como son lavas fonolíticas de más de 8 m.a. de edad. La disposición de estas capas del sustrato permite reconstruir como era el relieve previo al nacimiento de estos dos volcanes, tratándose de una pequeña meseta cuyas laderas caerían hacia el Valle de los Hoyos, al N, y hacia el Barranco de las Goteras al S.

La génesis de esta erupción, de carácter freatomagmática, que se fraguó en el interior del manto terrestre, se escenificó en la superficie con la apertura de una gran grieta de dirección NNO a SSE, de unos 2 kilómetros, por donde inicialmente se emitió la lava. A continuación, la salida de este material fundido fue concentrándose en dos focos que formarían sendos conos de cínder. Finalmente, por la apertura del pico sur, y debido a la interacción entre el magma y el agua contenida en algún acuífero localizado en el camino de ascenso del magma, se intensificó la violencia, produciéndose la voladura del edificio que, como resultado final, dejó un gran cráter.

Tras la actividad eruptiva, toda esta zona fue ocupada por un bosque termófilo, localizándose en las vertientes de umbría y en las proximidades a los cauces de barrancos otras especies que indicarían la transición al monteverde. Hasta la conquista castellana, este ecosistema presentaba una elevada densidad, estando conformado por diversas especies arbóreas que, generalmente, se agrupaban para formar bosques monoespecíficos. Topónimos como los de algunos barrios o zonas de la periferia de este entorno de Bandama, dan fe de la existencia en el pasado de estos bosquetes monoespecíficos, caso de El Sabinal, El Dragonal o El Mocanal, entre otros. La flora y fauna (sobre todo lagartos, perenquenes y una gran cantidad de aves e insectos), de esta zona está adaptada a un clima con pocas precipitaciones invernales y largas temporadas secas durante el verano, así como una fuerte presión antropomórfica que ha condicionado su expansión. Entre su flora también existen endemismos canarios, como puedan ser Guaydiles, Orobales, Tajinastes, Damas de Bandama y Malvas de Risco, entre otras. En la actualidad, en el interior de la Caldera de Bandama pervive un relicto del bosque termófilo que se concentra de forma más exuberante por su lado oeste.

En la pared norte de esta caldera se localiza un yacimiento arqueológico de alto valor, la Cueva de los Canarios, un grupo de cuevas de habitación y granero colectivo, que presenta inscripciones alfabéticas asimilables al líbico-bereber.Para entrar a ellas presenta un único acceso, un agujero situado por debajo a través del cual se asciende al conjunto; de este modo era fácilmente defendible para sus moradores, que podían tapar la entrada con una laja de gran tamaño.

El nombre de Bandama no tiene un origen prehispánico, sino que proviene de un comerciante flamenco llamado Daniel Van Damme, quien en el siglo XVI se asentó en la zona y cosechó viñas en el fondo y en las laderas del cráter para la elaboración de vino. Los caldos producidos en toda esta comarca del Monte Lentiscal, que incluye Bandama, con los años han adquirido gran prestigio, incluso fuera de la isla. La primera referencia histórica sobre el cultivo de la vid y la elaboración de vinos en esta zona se obtuvo a partir del testamento de este rico comerciante. Y es que Daniel Van Damme construyó en el interior de esta extraordinaria depresión unos de los lagares más antiguos de la isla, aún presente en este lugar.

Con el cielo despejado, se podrá incluso observar la vecina isla de Fuerteventura. Al sur del Pico se encuentra el club de golf más antiguo de toda España, el Real Club de Golf de Las Palmas de Gran Canaria, fundado a finales del siglo XIX por miembros de la importante e influyente colonia británica que residía en la isla por aquel entonces.